Sobre mi


Me llamo Cristiana Martins, soy Portuguesa pero vivo y trabajo en Barcelona desde 2011.
Siempre he sido amiga y amante de los animales en general, pero fue en Octubre de 2003 cuando descubrí mi pasión por los gatos. Desde entonces, he tenido la suerte de conocer gatos fantásticos que fueron rescatados de la calle, cada uno con su carácter y belleza especial. Todos dejaron su huella bien marcada. Aún hoy comparto mi vida con algunos de ellos... ¡y me siento muy afortunada!
Con los gatos he aprendido a amar, respetando su esencia y trabajando mi paciencia, ya que con algunos he necesitado mucha, pues no confiaban en los humanos debido a los malos tratos que habían sufrido. ¡Son seres realmente increïbles!
Podría nombrar a cada uno de ellos, pero la lista seria muuuuy larga 😊

Trabajo como experta en Terapias Asistidas con Animales en El Racó de Milu, y mi primer gato de terapia fue IVO, un persa muy especial que despertó y abrió mi mente para esta posibilidad...
No es fácil encontrar un gato que realmente se sienta cómodo con viajes de coche constantes, entornos y personas desconocidas, etc… y sobre todo que no se estrese y si eso pasa, que lo sepa gestionar.  Con los perros todo está más desarrollado, más estudiado, pero con gatos no, incluso hay bastante controversia en torno del tema de los gatos en programas de terapias. Hay razas de gatos que son más adecuadas que otras, pero dependerá siempre del individuo en concreto. Después de mucho leer, he llegado a una raza de gato desconocida para mí en aquel entonces…  el RAGDOLL. Una raza conocida por su docilidad, que no les gusta estar solos, juguetones y a la vez tranquilos.

Contacté con personas que tenían en su casa alguno de estos gatos tan especiales y, posteriormente, con algunos criadores. El primer paso ya estaba dado y había decidido que quería trabajar con uno de estos gatos de ojos hipnóticos y pelo suave.

La selección de un gato para terapia no es nada fácil y depende de varios factores: genética, imprinting, socialización, educación,…

Muchas veces, al buscar un gato para compañía, nos fijamos en su aspecto físico y si es o no cariñoso, con esto tenemos “bastante”. Para un trabajo de tanta importancia como es el de las terapias, la selección tiene de ser rigorosa e ir mucho más allá, porque el bienestar físico y emocional de los animales es sin duda lo mas importante. Hay necesidad de trabajar en una línea programada con ese objetivo. Un programa de cría y selección bien estructurado, donde salud y carácter sean los puntos principales, sin olvidar, obviamente, el standard de la raza. Este ha sido el motivo que me ha llevado a crear este proyecto… de un sueño nace el deseo, y de aquí el nombre de mi afijo “MY WISH”!

Mi objectivo es criar gatitos que puedan ser integrados en programas de Terapias Asistidas (sea para particulares o instituciones), ayudando a mejorar la calidad de vida de las personas con necesidades especiales.

My Instagram

Copyright © MY WISH. Plantilla adaptada por Mónica Lemos - Blogger paso a paso